martes, 17 de mayo de 2011

Una aplicación que aprovecha todas las capacidades que el smartphone ofrece

Tengo la suerte de trabajar para un hombre extremadamente práctico en todos los sentidos. Si unimos a esto su pasión por la tecnología y la simplicidad, resulta fácil entender por qué iFacturas es la aplicación de facturación móvil más sencilla del mercado.

Como responsable de marketing de iFacturas, son incontables las aplicaciones financieras que he analizado dentro del App Store. La mayoría de ellas son aplicativos web mostrados en un iPhone, por lo que no aprovechan las oportunidades que el propio dispositivo móvil puede aportar al sistema de facturación. Y lo que es aún peor, al ser una aplicación exportada de la web al iPhone, todas las acciones resultan más complicadas que desde el ordenador y todo se muestra a un tamaño más reducido.

Hace un año, cuando empezamos con el desarrollo de iFacturas, teníamos claro que nuestra aplicación sería totalmente desarrollada y diseñada para iPhone y que aprovecharíamos todos aquellos elementos que el propio iPhon podía aportar para mejorar la calidad y rapidez en cuanto a la creación de una factura, como el GPS para localizar clientes cercanos o para dar de alta la dirección de un nuevo cliente “in situ” y sin necesidad de tener que escribirla manualmente; o la cámara de fotos para documentar mejor una factura con las imágenes capturadas en el momento del producto o servicio vendido.

Durante los últimos meses, Morten Jacobsen, Mortjac en las redes sociales, ha estado analizando en profundidad las opiniones de verdaderos gurús acerca de cómo crear una aplicación para iPhone perfecta desde el punto de vista del usuario. Este análisis le condujo a tomar la decisión de que debíamos reducir acciones y botones y aprovechar todo aquello que podemos hacer con los dedos en la propia pantalla (sin necesidad de pulsar botones).

El resultado, que en breve podrán comprobar los autónomos y Pymes españoles, es que iFacturas aprovecha los gestos que el propio iPhone pone a nuestra disposición de cara a un funcionamiento más rápido e intuitivo.

Por ejemplo, si nos equivocamos creando una factura proforma, simplemente agitando el iPhone, podremos eliminarla. Evitamos pues el tener que ir al botón de acciones, escoger eliminar, volver a confirmar la acción…

Otro ejemplo claro del aprovechamiento de la experiencia de usuario es que para moverse entre distintas facturas proforma o facturas finales, sólo tendrán que desplazarse a izquierda o derecha con el dedo.

Además, cuando un usuario de iFacturas esté interesado en ver el detalle de los conceptos de facturación (líneas), sólo tendrá que hacer el gesto de expandir con dos dedos y esto le llevará a dichos detalles para poder ver, modificar o eliminar la información.

Como podéis ver, parece que estamos yendo en el camino correcto de cara a la consecución de una aplicación extra intuitiva y ágil para nuestros usuarios. Una aplicación que les proporcione verdadera movilidad y autonomía.

Os aviso en cuanto esté disponible para España. Un saludo a tod@s!

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario